¿Qué es el esquí nórdico?

Hoy en día, hay muchos estilos diferentes de esquí. Desde el descenso y el alpino hasta el turismo y el estilo libre, el esquí ha avanzado mucho a lo largo de los años. Las innovaciones en el diseño y la tecnología del esquí, junto con los increíbles atletas que llevan el deporte al límite, han creado una era expansiva y emocionante para esta popular actividad de invierno. De hecho, parece haber un nuevo estilo cada año.

Incluso con todos los emocionantes desarrollos que han ocurrido en el mundo del esquí, el deporte puede remontarse muchas generaciones atrás hasta los primeros humanos que vivían en climas fríos de invierno y necesitaban encontrar una forma de moverse o viajar a través de la nieve profunda. Ahí es donde el esquí nórdico surgió por primera vez.

El esquí nórdico, también conocido comúnmente como esquí de fondo, es un estilo que implica el uso de esquís para ir de un punto a otro a través de la nieve. Es diferente de otros estilos populares que se centran en trucos o en la velocidad de descenso. El esquí de fondo y el esquí nórdico son sinónimos, y aunque el esquí de descenso puede haberlos superado en popularidad, el esquí no existiría sin sus raíces nórdicas.

Una historia del esquí nórdico

Todas las formas de esquí se remontan a través de la historia a los primeros humanos que fabricaron esquís con tablas de madera en lo que hoy es Escandinavia. Los arqueólogos de esta región descubrieron un esquí de madera que tenía unos 4500 años de antigüedad y hay pinturas rupestres que representan a los humanos en esquís que se remontan aún más atrás.

Los primeros esquiadores hacían largas tablas de madera de cualquier tipo de madera disponible y usaban un solo palo para empujarse a sí mismos a través de la nieve. La palabra «esquí» viene de una palabra en nórdico antiguo que significa palo de madera. Estas raíces nórdicas se mantuvieron durante muchos miles de años hasta los tiempos más modernos, cuando el esquí comenzó a ganar popularidad no sólo como medio de transporte, sino también como actividad de ocio y recreación.

A principios del siglo XIX, el esquí comenzó a desarrollarse en una forma más similar a como reconocemos el deporte hoy en día. Dos esquíes se fijaban a los pies de los esquiadores usando correas de cuero en una forma temprana de ataduras y se usaban dos palos para empujar al individuo a través de la nieve. Noruega fue una gran región para los primeros esquiadores nórdicos y la actividad recibe su nombre de este país que, a su vez, heredó su nombre del pueblo nórdico que vivió por primera vez en la zona.

El esquí nórdico ganó popularidad en Noruega porque era usado por los soldados del ejército. Se competían entre ellos y hacían competiciones. Eso llevó a un crecimiento de la popularidad. La primera carrera oficial de esquí nórdico se celebró en Noruega en 1842. Eso llevó a un popular festival de esquí llamado el Festival de Esquí de Holmenkollen, que se centró casi totalmente en el estilo de esquí nórdico.

El deporte siguió creciendo en popularidad en todo el mundo, pero todavía estaba centrado en Escandinavia a principios del siglo XX. Los inmigrantes noruegos trajeron el deporte a los Estados Unidos, donde los primeros colonos lo utilizaron para desarrollar los populares estilos de descenso comunes en Occidente hoy en día.

El esquí nórdico se convirtió en un deporte olímpico oficial en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1924 celebrados en Chamonix, Francia. Esto puso la atención mundial en el ya popular deporte y continuaría creciendo y expandiéndose desde allí.

Esquí Nórdico Hoy

Hoy en día, el esquí nórdico se puede encontrar en todo el mundo. En cualquier lugar donde haya una temporada de invierno, hay esquiadores nórdicos. Es muy popular como medio para salir y explorar regiones cubiertas de nieve y como una forma de ejercicio. Incluso hay centros nórdicos dedicados que tienen muchas pistas diferentes para que los esquiadores las usen y disfruten, con varias designaciones de dificultades asignadas a cada una, al igual que en el esquí de descenso.

El esquí nórdico sigue siendo un evento olímpico de invierno popular y emocionante, con diferentes distancias y versiones del deporte que se practican cada vez que se celebran estos juegos. Los esquiadores nórdicos modernos son algunos de los mejores atletas de resistencia del mundo, y si nunca antes has probado este estilo de esquí, te sorprenderá cuánta fuerza y resistencia se necesita.

Hay dos estilos básicos de esquí nórdico: el patín y el clásico. El esquí clásico es similar a la versión antigua del esquí nórdico, en la que los esquiadores usan dos esquíes y dos bastones para impulsarse por la nieve. Mueven sus esquís de forma directa, casi como si estuvieran caminando, para generar empuje. Los esquíes de este estilo tienen un fondo a escala para un mejor agarre.

El esquí nórdico clásico se parece más a lo que se ve en las Olimpiadas. Los esquiadores siguen usando dos esquíes y dos bastones, pero se mueven a una velocidad mucho mayor que la que permite el esquí clásico. Por el contrario, el esquí sobre patines se parece al patinaje sobre hielo, en el que los individuos utilizan el borde interior y un movimiento de patinaje hacia afuera para generar impulso y moverse eficientemente por la nieve. Esos movimientos, combinados con un sólido empuje de los bastones del esquiador, generan mucha velocidad.

Si quieres probar el esquí nórdico por primera vez, es muy fácil alquilar el equipo y empezar. Cualquier centro nórdico podrá equiparte con todos los esquís, botas y bastones necesarios para empezar. Incluso puedes tomar una rápida lección para aprender lo básico. El esquí nórdico es una actividad divertida para cualquier esquiador. Si te gusta ir a las pistas, te divertirás de verdad.

Pensamientos finales

El esquí es una gran actividad, no importa qué estilo prefieras. Si quieres echar un vistazo a la historia de este deporte y asumir un nuevo reto, te recomiendo que pruebes el esquí nórdico. Es una gran forma de ejercicio, así como un tributo a la rica ascendencia del esquí.

Como este estilo es muy diferente al del esquí alpino moderno, puede llevar un poco de tiempo acostumbrarse al principio. Sin embargo, después de unos días en la nieve, podrás esquiar como lo hacían los humanos hace miles de años.

¿Has estado alguna vez en el esquí nórdico antes? ¿Fue fácil de aprender o difícil? Háganoslo saber en los comentarios de abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *