Cómo esquiar en Black Diamonds

El esquí avanzado, aunque divertido, puede ser intimidante para los principiantes. Las pistas largas y empinadas son divertidas de bajar, pero sólo si se tiene la habilidad necesaria para manejar ese terreno. Llegar a ese punto lleva tiempo, pero vale la pena.

Si eres un esquiador principiante o intermedio, puede que aún no hayas esquiado en un diamante negro. Estas bajadas tienden a ser empinadas y técnicas de manera que son mejores para los esquiadores de nivel avanzado o experto. Sin embargo, no debes dejar que eso te desanime. Si trabajas duro y practicas los consejos que se describen en esta guía, tú también serás capaz de enfrentarte a un diamante negro algún día.

Gana tus turnos

Cuando se trata de conquistar un diamante negro, primero hay que ganar experiencia en la nieve. Eso significa poner mucho tiempo y esfuerzo en mejorar tus habilidades. Simplemente no hay otra manera de alcanzar un alto nivel. Cuanto más cómodo te sientas con los esquíes, más fácilmente podrás manejar cualquier terreno que se te presente.

Dicho esto, hay ciertas maneras de prepararse para un diamante negro. Primero, siempre desafíese a sí mismo para convertirse en un mejor esquiador. Si eres un esquiador de nivel intermedio que está cerca de considerar los diamantes negros pero no está listo, sigue encontrando pistas azules empinadas y desafiantes. Aunque primero debes tomarte las cosas con calma, nunca mejorarás de verdad hasta que salgas de tu zona de confort.

Si encuentras una pista difícil, haz lo mejor que puedas para esquiarla varias veces al día. Esta repetición te llevará a una mejora directa y te permitirá acercarte un poco más a esa codiciada pista de diamante negro.

Enfoque en la forma

Para poder esquiar en pistas de nivel avanzado y experto, hay que esquiar como un esquiador avanzado o experto. Eso significa que la técnica adecuada es una necesidad. Si intentas un diamante negro de forma descuidada, te estás buscando problemas. He visto a mucha gente lesionarse al intentar esas pistas antes de estar listos.

La forma adecuada significa que siempre debes mantener tu cuerpo activo y comprometido. Mantenga sus rodillas, caderas y tobillos doblados para que pueda moverse rápidamente y reaccionar a las condiciones empinadas y variables. También debes mantener las manos y los bastones delante de ti para que puedas mantenerte en equilibrio y girar rápidamente.

Además, planifica tu línea de esquí con antelación. A algunos esquiadores les gusta elegir toda su ruta o línea en una pista difícil, y eso les ayuda a anticipar cada uno de los giros que se les presentarán. Personalmente, yo sólo planifico varios giros por adelantado, pero eso me permite mantenerme concentrado en la pista.

La buena forma y la preparación adecuada le permiten abordar más fácilmente el terreno difícil. También aumentan tu conciencia y el tiempo de reacción, dos aspectos esenciales necesarios para las carreras de diamantes negros.

Toma una lección de esquí con amigos

Otra gran manera de aprender a esquiar en las pistas de Black Diamond es tomar una lección de esquí o esquiar con amigos más avanzados. Un buen instructor de esquí puede ofrecer una valiosa información que no podrás aprender por tu cuenta. También podrá evaluar tus habilidades para determinar si estás listo para una pista de diamante negro o si necesitas más trabajo.

Esquiar con los amigos también ayuda porque te da la oportunidad de empujarte o desafiarte a ti mismo para convertirte en un mejor esquiador. A veces, y esto nos pasa a todos, nos metemos en la cabeza y no podemos conquistar una gran tarea. Tus amigos pueden ayudarte a superar esas restricciones y a superar algo que tal vez no puedas hacer por ti mismo.

Aunque nunca debe intentar algo que esté más allá de sus habilidades, tener un instructor de esquí o un amigo a su lado puede ayudarle a intentar cosas que podría no considerar cuando esquíe solo. Ese empuje para salir de su zona de confort es una forma muy efectiva de aumentar sus habilidades de esquí a los niveles necesarios para esquiar un diamante negro.

Pensamientos finales

Si eres paciente, dedicado y sigues las sugerencias de esta guía, puedo casi garantizarte que podrás esquiar una pista de diamantes negros en algún momento del futuro cercano.

Recuerda jugar seguro y mantenerte dentro de tu nivel de habilidad, pero también recuerda que necesitas desafiar o superar tus límites constantemente. ¡No sabrás de lo que eres capaz hasta que salgas e intentes!

¿Recuerdas tu primera carrera de Diamante Negro? ¿Cómo se sintió? Háganoslo saber a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *