Cómo esquiar a los magnates

Los magnates pueden ser un terreno intimidante para cualquier esquiador, independientemente de su nivel. Si eres sólo un principiante, puede que ni siquiera consideres dar el salto por una pista de mogol. No te preocupes si los profundos baches y curvas te asustan. Incluso los esquiadores avanzados con mucha experiencia evitan a los magnates cuando están cansados o cuando las condiciones son malas.

Sin embargo, por muy difíciles que sean, los magnates proporcionan una oportunidad única y emocionante. Si conoces las técnicas correctas para manejarlos, y entiendes cómo mantener tus esquíes bajo control, el esquí de magnate puede ser una de las más divertidas que tendrás en la nieve. De hecho, puede incluso ganarte una medalla de oro olímpica si eres realmente bueno en ello. Este artículo te dará algunos de los fundamentos de los magnates del esquí para que puedas sumergirte en esos baches con una sonrisa en tu cara!

1. Mantente bajo control

No importa dónde estén o en qué tipo de pista estén, los esquiadores deben mantener el control. Eso se vuelve aún más importante cuando se esquía para magnate porque hay poco margen de error. Si recién estás aprendiendo a esquiar en los baches, elige una pista que tenga grandes magos en un terreno menos empinado. Eso te permitirá esquiar a una velocidad cómoda en todo momento. Si vas demasiado rápido y te descontrolas, puedes perder el esquí o sufrir una caída grave.

Para mantener el control, nunca quieres ir demasiado rápido, y nunca quieres esquiar directamente sobre los baches. Siempre haz tus giros entre los magnates, no encima de ellos. Tan pronto como salgas de los carriles naturales de giro, sólo pueden pasar cosas malas.

Otro aspecto de este control es detenerse cuando es necesario. Los magnates pueden ser bastante cansados de una manera que desgasta tanto los pulmones como las piernas. En lugar de tratar de manejar todo a la vez, esquía unos cuantos baches y luego toma un descanso para recuperar el aliento. Con el tiempo, tu resistencia aumentará, pero para empezar es mejor abordar a los magnates en pequeños trozos para que nunca pierdas el control.

2. Mantén tus esquís apretados

Otro aspecto clave del esquí para magnate es mantener los esquís muy juntos. Esto se conoce a menudo como esquí paralelo, y significa mantener los esquís apretados y las rodillas en contacto al bajar de una pista de esquí para magnate. Si miras este vídeo, verás cómo las piernas del esquiador raramente se separan cuando hace giros y navega por los mogoles. Esa técnica le permite mantener el control y le da la capacidad de girar con facilidad.

Cuando en los magnates, cuanto más separadas estén las piernas, más lento y más esfuerzo se necesitará para girar. El esquí para magos literalmente te obliga a girar rápidamente ya que debes mantenerte en la línea que crean los baches. Como tal, la forma perfecta es esencial.

Siempre aprende a esquiar en paralelo antes de ir a esquiar para magnate. No hay un giro de «cuña de pizza» en el esquí para magnate, y si te caes o pierdes el control, puedes resultar gravemente herido. Las piernas apretadas y los giros rápidos son un aspecto esencial de este estilo de esquí. Nunca entres antes de estar preparado adecuadamente.

3. Elija una línea

Una buena manera de mejorar tu esquí de magnate es elegir tu línea antes de intentar una carrera. Eso significa, mira hacia abajo en los baches y decide dónde vas a hacer tus giros antes de salir. Algunos esquiadores planean toda su carrera con antelación para poder anticiparse mejor a sus giros. Esta preparación puede ayudarte a actuar de forma rápida y eficiente, reduciendo el riesgo de lesiones.

Personalmente no planeo mi línea para una carrera de magnate, pero sí planeo unas cuantas vueltas por delante. Eso me ayuda a anticipar ciertos aspectos y me permite navegar más fácilmente por el terreno rápidamente cambiante. Si encuentras una carrera de magnate que te gusta, puedes elegir varias líneas diferentes y asumir un nuevo desafío en cada una.

Muchos esquiadores experimentados visualizarán toda su pista antes de esquiar. He tenido amigos que se paran en la cima de una pista de esquí para magnate durante unos minutos y hacen esquí aéreo durante toda la pista mientras están parados. Este método puede valer la pena si eres un esquiador de nivel intermedio o avanzado que quiere mejorar.

Pensamientos finales

El esquí mogólico es definitivamente un reto, pero puede ser muy divertido cuando le coges el truco. Si recién estás aprendiendo a enfrentar los baches, no tengas miedo de buscar ayuda. Recibir una lección de esquí con un buen instructor puede ayudarte a ganar experiencia, y también aumentará tu confianza.

Si quieres ser capaz de esquiar en cualquier tipo de terreno, entonces eventualmente necesitarás aprender a esquiar a los magnates. Presta atención a los consejos y trucos escritos arriba, ¡y te convertirás en un mejor esquiador magnate en poco tiempo!

¿Te gusta esquiar a los magnates? ¿Cómo aprendiste la técnica correcta? Háganoslo saber en los comentarios de abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *