Cómo elegir las botas de esquí

El esquí es un deporte emocionante y querido en todo el planeta. Sin embargo, hay algunas cosas que necesitas antes de poder unirte a la diversión. Hay muchas piezas de ropa y equipo que uno debe tener antes de que pueda llegar a las colinas con seguridad y confianza.

Uno de los equipos más importantes que requiere son las botas de esquí. Estas protegerán sus pies, y también asegurarán que permanezca conectado a sus esquíes. Pero con tantas botas de esquí por ahí, ¿cómo sabes cuál elegir?

Sin más preámbulos, este artículo va a servir de guía para ayudaros a elegir las botas de esquí adecuadas.

Encuentra el tamaño y el ajuste adecuados

Lo primero que hay que hacer a la hora de elegir las botas de esquí es encontrar la talla y el ajuste adecuados. Si te dan botas que no son de la talla correcta, seguro que te dañan los pies y perjudican tu capacidad para esquiar bien. El tamaño de las botas de esquí se mide en la longitud de tu pie en centímetros, por lo que el tamaño no será el mismo que el de tus zapatos normales.

Tómese su tiempo para probarse varios pares de diferentes tamaños (y anchos) para asegurarse de que encuentra el mejor ajuste. Cuanto más preciso sea el tamaño y el ajuste de su bota, más cómoda será. Y como se puede imaginar en esos largos viajes de esquí, la comodidad es increíblemente importante.

El Flex es importante

Otra cosa importante a considerar en su búsqueda de las mejores botas de esquí posibles es la flexión. Mientras que usted puede pensar que todas las botas son creadas por igual, este no es el caso. Las botas de esquí tienen un sistema de clasificación de la flexión incorporado que puede ir desde unos 50 a unos 130 más o menos. Cuanto más bajo sea el número, más flexible es la bota de esquí, y cuanto más alto sea el número, más rígida.

Entonces, ¿cuál es la flexión correcta para ti? Bueno, eso depende. Si eres un principiante o te gusta esquiar casualmente, un número más bajo es a menudo adecuado para ti. Las botas de esquí se flexionarán más, lo que será más cálido y cómodo, pero le dará menos control de sus esquís.

Si eres avanzado y quieres manejar rutas más difíciles o ir increíblemente rápido, un número más alto (y una bota menos flexible) es a menudo el camino a seguir. A menudo son bastante incómodas pero te dan el mejor control y potencialmente otras características como la absorción de impactos para los saltos.

No te olvides de tus ataduras

A pesar de lo que puedas pensar, no todas las botas de esquí y las fijaciones funcionan juntas. Como resultado, necesitas asegurarte de que las botas que compras se ajusten a las fijaciones que tienes. Una rápida búsqueda en línea o una conversación con un experto puede ayudar, pero una mejor idea es asegurarse de probarlas directamente.

Si acaba de empezar y no tiene ninguno de los dos, asegúrese de comprarlos juntos para asegurarse de que son compatibles. Lo último que quieres hacer es gastar un montón de dinero en botas y o fijaciones, sólo para descubrir que no funcionan juntos.

¿Qué clase de esquí estás haciendo?

El tipo de bota que debes conseguir dependerá del tipo de esquí que estés planeando hacer. Diferentes botas son más propicias para diferentes tipos de esquí. Hay botas que son mejores para las giras, algunas para las pistas y otras para el estilo libre. Sin embargo, hay algunas botas de esquí para toda la montaña.

Estos funcionarán en varias áreas diferentes y podrían ser una buena opción si no estás exactamente seguro de qué tipo de esquí quieres hacer. Tu nivel de habilidad en el tipo de esquí particular que vas a hacer también puede tener un impacto en las mejores botas de esquí para ti.

El diseño y los colores adecuados

Mientras que muchas botas de esquí se ven y tienen una forma muy similar, no siempre es así. Asegúrate de conseguir botas que estén diseñadas de la manera que te gusta y que vengan en tus colores favoritos. Cosas como el ajuste, el tamaño y la comodidad son más importantes, por supuesto, pero no te olvides de cómo se ven.

Quieres que el equipo de esquí que usas se vea bien, y tus botas de esquí no deben ser diferentes. Afortunadamente, las botas de esquí vienen en diferentes colores, patrones y diseños. Así que sin importar tus intereses y preferencias, seguramente podrás encontrar un par de botas que te sirvan.

¿Requiere un modo de caminar?

El problema de muchas botas de esquí es que pueden ser una pesadilla para caminar en ellas. Aunque no siempre es necesario caminar, si tus colinas favoritas para esquiar requieren una pequeña caminata, puede ser agradable. Afortunadamente, muchas botas de esquí de alta gama vienen equipadas con un modo de caminar incorporado. Generalmente, este será un interruptor que desconectará la parte inferior y superior de la bota.

Esto hará que sea mucho más fácil caminar, ya que tu tobillo es más libre y fácil de maniobrar. Son increíblemente sencillos tanto para desconectar como para volver a conectar cuando es el momento de esquiar. Si esto es algo que necesitas, asegúrate de mirar las características de cada bota de esquí que intentes para asegurarte de que está incluida.

Siguiendo los consejos y pasos descritos en este artículo, estarás bien encaminado para encontrar las botas de esquí adecuadas. Aunque puede llevar algo de tiempo encontrar el par correcto, vale la pena la espera. Tener el tamaño y el estilo de botas adecuados puede garantizar que te sientas cómodo y que te veas bien en tu próxima aventura de esquí.

¿Conoces algún otro gran consejo o método para elegir las mejores y más adecuadas botas de esquí para ti? Si es así, nos encantaría oírlo en un comentario más abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *